Síndrome de Sensibilidad Central: ¡¡no me mande al psiquiatra!!

Síndrome de Sensibilidad Central: ¡no me mande al psiquiatra!

EFE/BARCELONA/PILAR GONZÁLEZ MORENO Martes 28.11.2017

Los pacientes con síndrome de Sensibilidad Central (SSC) no quieren acabar en el psiquiatra. Su dolencia no es porque están mal de la cabeza, se debe a que el sistema nervioso e inmunológico es hiperexcitable e hipersensible a los campos electromagnéticos, productos químicos, estrés, infecciones, fármacos, alimentos…

El síndrome de Sensibilidad Central provoca una hiper respuesta que se mantiene en el tiempo a pesar de la desaparición del estímulo y da lugar a una sintomatología compleja y variada, que se traduce en una o más de estas enfermedades: fatiga crónica, fibromialgia, colon irritable, sensibilidad electromagnética, sensibilidad química múltiple, cefalea…

Hay publicaciones que apuntan a que todos estos desórdenes, que se superponen, comparten un mecanismo biofisiológico de disregulación neurohormonal.

Estos problemas neurológicos provocan una sensibilización central, lo que supone cambios a nivel molecular, químico y funcional en el sistema nervioso central.

Todo ello provoca una amplificación y generalización de dolor y una intensificación de otras sensaciones, así como un dolor persistente a pesar de haber retirado el estímulo, conocido como el fenómeno “wind-up”.

La complejidad de este síndrome, tan desconocido como incapacitante y que se estima podría afectar a entre un 10 y un 20 por ciento de la población, ha sido objeto de debate del

I Congreso Europeo celebrado este mes de noviembre en Barcelona.

El evento, al que asistió EFEsalud, ha sido organizado por doctortoni.cat y Bufetmedic Manresa, con la colaboración especial, entre otros, de la Sociedad Española de Síndrome de Sensibilidad Central (SESSEC).

Esta organización científica agrupa a médicos de diferentes especialidades e investigadores que se ocupan del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que componen el síndrome.

Arrojar luz y concienciar a toda la sociedad de su existencia, así como compartir los últimos avances han centrado  las ponencias de los expertos convocados: los doctores Joaquim Fernández Solà y Manuel Blanco Suárez, Coordinador de la Unidad Fatiga Crónica del Hospital Clínic de Barcelona y director médico de la Unidad de Síndrome de Sensibilidad Central del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla, respectivamente.

La doctora Pilar Muñoz Calero, experta en Medicina Ambiental y Codirectora de la Cátedra Patología y Medio Ambiente de la Universidad Complutense de Madrid, y el doctor José Moreiro, Director Médico del Centro de Endocrinología, Nutrición y Antienvejecimiento (ENAE), de Palma de Mallorca.

José Alegre, profesor de medicina, internista y referente del grupo de Fatiga Crónica de la Unidad de SSC del Hospital Universitario del Valle de Hebrón (Barcelona) y el Dr. Ceferino Maestú, director médico del Laboratorio de Bioelectromagnetismo (CTB), de la Universidad Politécnica de Madrid.

Síndrome de Sensibilidad Central: realidad compleja

Los facultativos han defendido que el porcentaje de la población con síndrome de Sensibilidad Central es lo suficientemente significativo como para que las administraciones sanitarias empiecen a tener en cuenta estas patologías “emergentes y aún infradiagnosticadas”, y han apelado para que se tenga en mente esta dolencia antes de enviar al psiquiatra a unos pacientes, que tardan 10 años, de media, en ser diagnosticados.

La realidad es que debido la complejidad del síndrome hay médicos de primaria que no saben a quién derivarlos y especialistas que no aciertan con el diagnóstico o los tratamientos.

Tampoco hay consenso médico, una vez que la OMS no reconoce algunas de las dolencias vinculadas al síndrome.

De momento en España. sólo Cataluña ha puesto en marcha unidades multidisciplinares en su red sanitaria pública para atender a estos pacientes, aunque parece que  las cosas están empezando a cambiar.

Entre los principales síntomas de esta patología están el dolor muscular, articular, de cabeza, síndrome del ojo seco, cistitis intersticial, cansancio, trastornos del sueño, depresión, sequedad, trastornos cognitivos, pruritos…

La Sociedad Española del Síndrome de Sensibilidad Central detalla estas dolencias:

Fibromialgia

La fibromialgia se caracteriza por la presencia de dolor crónico en distintas áreas del organismo, sin existencia de inflamación ni procesos degenerativos.

Actualmente se describe como razón fisiopatológica más importante el trastorno en el procesamiento de los estímulos, sobre todo los relacionados con el dolor, causando una sensibilización central a éstos y una disminución en el umbral, generando una hipersensibilidad generalizada.

Esto va a producir la aparición de sintomatología variopinta como los trastornos del sueño, la falta o ausencia de energía, los trastornos cognitivos, los trastornos digestivos y del sistema nervioso vegetativo, entre otros, que afectan la calidad de vida de las personas que lo padecen.

Generalmente, los pacientes con fibromialgia presentan otros síndromes asociados como el síndrome de colon irritable o el síndrome de vejiga irritable, por lo que relacionar la fibromialgia con el síndrome de Sensibilidad Central (SSC) es un punto de abordaje para la comprensión y el tratamiento de esta patología.

Fatiga crónica

En el síndrome de fatiga crónica se aprecia una fatiga intensa física y mental que no remite de manera significativa con el reposo y que empeora con el esfuerzo físico y mental. Es una enfermedad crónica y debilitante que comporta una reducción muy importante en la actividad del paciente.

Es de causa desconocida aunque en su etiología se han implicado múltiples factores desde los genéticos, estrés, hasta los ambientales e infecciosos.

Su prevalencia es constante en todas las comunidades: alrededor del 0,5%.

Las manifestaciones clínicas relacionadas son muy amplias y afectan múltiples órganos y sistemas. Destaca la fatiga cognitiva, el malestar post-esfuerzo y el trastorno del sueño como síntomas constantes y relevantes del SFC.

Sensibilidad a alimentos

La sensibilidad alimentaria es el resultado de una reacción del sistema inmunológico frente a algunos alimentos.

La aparición de esta sensibilidad no depende de la cantidad del alimento consumido, a diferencia de las alergias o intolerancias alimentarias. Los síntomas suelen estas asociados a la cronificación de la sensibilidad, es decir, a medida que la sensibilidad a cierto alimento aumenta los síntomas también se ven afectados de manera negativa.

En la sensibilidad alimentaria el sistema inmunológico detecta a ciertos alimentos como agentes agresores, generando reacciones donde se producen liberación de sustancias que pueden resultar nocivas para el organismo.

Generalmente cuando los pacientes presentan sensibilidad a ciertos alimentos tienen síntomas similares, como cefaleas, hinchazón, dolor abdominal, dolor muscular, cansancio, fatiga y piel atópica, entre otros, y suelen mitigarse cuando el alimento que está causando la sensibilidad es retirado de la dieta por un periodo de tiempo prolongado.

La sensibilidad alimentaria está provocada por la alteración del equilibro de los niveles de histamina presente en el organismo, ocasionando un exceso o una acumulación de histamina en los tejidos.

Sensibilidad química múltiple

La Sensibilidad Química Múltiple (SQM) es una enfermedad reconocida en España desde Noviembre de 2015 con el código ICD 995.3.

Es una afección adquirida de evolución crónica caracterizada por la presencia de síntomas de variada intensidad que aparecen ante la exposición a bajos niveles de sustancias químicas previamente toleradas por el mismo individuo o por la mayoría de la población.

El desencadenante puede corresponder a una simple exposición a altas dosis o la exposición múltiple y repetida a una o más sustancias. En el inicio de la afección las exposiciones que se describen con mayor frecuencia incluyen plaguicidas y solventes orgánicos.

Su incidencia ha sido progresiva en los últimos años. Más de un 15% de la población general presenta mecanismos de respuesta excesiva a algunos estímulos químicos o ambientales.

Los pacientes con sensibilidad química y ambiental múltiple con frecuencia presentan co-morbilidades en forma de fatiga crónica, fibromialgia, colon irritable, síndrome seco, cistitis irritativa y distimia. La presencia de estas enfermedades asociadas puede agravar la sintomatología propia de la sensibilidad.

Electrosensibilidad

La intolerancia ambiental idiopática atribuida a campos electromagnéticos es un conjunto de síntomas médicos adversos cuyo origen, según manifiestan los afectados, está en la exposición a campos electromagnéticos, aunque no existen pruebas que lo confirmen.

Los síntomas descritos informan de cefalea, fatiga, estrés, trastornos del sueño, síntomas cutáneos como picazón, ardor y erupciones cutáneas, dolor muscular y otros tipos de problemas de salud, como trastornos gastrointestinales, así como intolerancia a determinados alimentos e hipersensibilidad a un número importante de productos químicos.

Sea cual sea la causa, los síntomas son reales y la dolencia cuenta con una resolución europea , la 1815,  que recomienda a los estados miembros del Consejo de Europa que tomen medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos, especialmente a las radiofrecuencias emitidas por las telefonías móviles y en particular a la exposición en niños y jóvenes.

Los campos electromagnéticos detonantes más comunes son provocados por: teléfonos móviles, antenas de telefonía, televisión, redes Wifi, Bluetooth, red eléctrica, mantas eléctricas, secadores de pelo, baterías recargables, teléfonos inalámbricos, luz fluorescente, bombillas de bajo consumo y microondas.

Migraña

La migraña es una enfermedad crónica que cursa con crisis de cefalea episódicas. Estas crisis se caracterizan por dolor hemicraneal de tipo pulsátil, producen náuseas y/o vómitos y habitualmente existe fotosensibilidad.

En un subgrupo de pacientes, los ataques se incrementan con el tiempo llevando a un cuadro denominado migraña crónica.

La migraña en su conjunto está encuadrada dentro de las 20 enfermedades más discapacitantes de todas las existentes y aunque su origen se sigue sin conocerse con precisión, se sospecha que intervienen fenómenos neurovasculares, que activan de forma episódica el sistema trigeminal, lo que causa los síntomas típicos de esta enfermedad.

Sobre todo, los pacientes que sufren de migraña crónica, frecuentemente tienen también dolor de forma difusa y, de hecho, muchos de ellos cumplen criterios diagnósticos de fibromialgia.

La SESSEC ha pedido a la OMS que clasifique las enfermedades del síndrome de Sensibilidad Central, aprovechando que este año se revisa la clasificación internacional de enfermedades (CIE-10), cuya sustitución por la CIE-11 está prevista para 2018, ya que algunos de los síndromes citados no están reconocidos como enfermedades por la organización mundial.

¿Es seguro que estamos seguros?

Como curiosidad y sin querer entrar en disquisiciones sobre si la telefonía móvil puede afectar o no de alguna forma sobre la salud de los seres vivos, os adjunto una copia de las “condiciones particulares y/o especiales” de la Compañía de Seguros ROYAL & SUNALLIANCE (Londres) cuya sede de Barcelona firmó con AIRTEL MOVIL, S.A., en su momento y que al menos incita a dudar sobre los riesgos de las ondas electromagnéticas.

¿Qué necesidad hay de incluir esta cláusula en el contrato si está demostrado que las ondas no afectan a la salud?

¿O no es así?

¡Ay! Las compañías de seguros tienen mucha información que no se difunde……..

Nota: El documento se ve con más claridad en Facebook. Nauta-technomedical 

                     Resultado de imagen de indecision

¿Quién decide en la Unión Europea sobre límites de ondas electromagnéticas?

Os invito a ver este corte de un video editado por la Televisión Noruega que ya data del año 2008, “Radiant Day 2008” cuyo periodista fue Anders Børringbo en este caso.

En este vídeo aparecen algunos de los integrantes del IEEE que son los que deciden qué decisiones regulatorias tomar para pasárselas al CENELEC y éste a su vez, al ICNIRP para que la OMS recomiende:

Es un lío, pero…. ¿Quién manda realmente?, yo diría que la industria, no sé qué pensáis.

 

https://youtu.be/XisSQibOYSk

Si queréis profundizar más:

 

A Radiant Day, Part I       https://www.youtube.com/watch?v=GUnykR_T-UY

A Radiant Day, Part II      https://www.youtube.com/watch?v=X9j4WwI49GE

A Radiant Day, Part III    https://www.youtube.com/watch?v=AHhfjQ1_JVw

A Radiant Day, Part IV    https://www.youtube.com/watch?v=4cdm70iPNjs

A Radiant Day, Part V      https://www.youtube.com/watch?v=ut7C0L82_7o

Artículo del Dr. Lennart HARDELL (Radiofrecuencia)

INTERNATIONAL JOURNAL OF ONCOLOGY (IJO)

https://www.spandidos-publications.com/ijo

Organización Mundial de la Salud, radiación de radiofrecuencias y salud

-una nuez dura de partir-

Dr. LENNART HARDELL

Departamento de Oncología, Facultad de Medicina y Salud, Universidad de Örebro, Suecia

Recibido el 1 de Abril de 2017; aceptado el 6 de Junio de 2017

DOI: 10.3892/ijo.2017.4046

 

Resumen. En mayo de 2011, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) evaluó los riesgos de padecer cáncer derivados de la radiación de radiofrecuencia (RF). Los estudios epidemiológicos dieron evidencia de un mayor riesgo de glioma y neuroma acústico. La radiación de RF se clasificó como Grupo 2B, un posible carcinógeno humano. Posteriores estudios epidemiológicos, en animales y modelos mecánicos han fortalecido la asociación. A pesar de ésto, en la mayoría de los países se ha hecho poco o nada para reducir la exposición y educar a las personas sobre los riesgos para la salud de la radiación de RF.Dr. Lennart Hardell

Por el contrario, los niveles ambientales han aumentado. En 2014, la OMS lanzó un proyecto de monografía sobre campos de RF y salud para comentarios del público. Resultó que cinco de los seis miembros del Grupo Básico a cargo del proyecto están afiliados a la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP), una ONG leal a la industria, y por lo tanto tienen un serio conflicto de intereses. Al igual que la ICNIRP, en la monografía se descarta la evaluación de los efectos biológicos no térmicos de la radiación de RF como evidencia científica los efectos adversos para la salud. Esto ha provocado muchos comentarios enviados a la OMS. Sin embargo, en una reunión celebrada el 3 de marzo de 2017 en la oficina de la OMS en Ginebra, se indicó que la OMS no tiene intención de cambiar el Grupo Básico.

Pinchar sobre la imagen para agrandarla.

Casos judiciales. Hardell testificó (USA) en un caso judicial en 2002 que involucró a un hombre que presentó una demanda alegando que su teléfono móvil fue el causante de desarrollar un tumor cerebral. La juez en este caso, Catherine C. Blake, desestimó la demanda y criticó el testimonio de Hardell, diciendo que de los dos estudios citados por Hardell, uno no encontró un mayor riesgo de tumores asociados con el uso del teléfono móvil. Blake añadió que el otro estudio fue criticado por expertos y que muchos estudios y organismos gubernamentales llegaron a conclusiones contrarias a la opinión de Hardell. En 2012, sobre la base de la investigación de Hardell, la Corte Suprema de Italia dictaminó que el tumor cerebral de un ejecutivo de negocios era causado por el uso de su teléfono móvil.

 

 

 

Documental “WI-FRIED” de la cadena de TV Australiana ABC.

Documental “WI-FRIED” de la cadena de TV Australiana “ABC” sobre si las ondas son perjudiciales o no lo son. Hay, como es natural, opiniones contrarias.

DOLOR DE CABEZASi recapacitamos un poco, los que defienden el “no hay que preocuparse” no se desvían de su discurso desde hace décadas a pesar de los tremendos avances en el uso de las ondas electromagnéticas pero los que sí investigan dicen que hay modificaciones a nivel celular cuando un cuerpo vivo está expuesto a estas ondas.

A mi no me afecta la radiofrecuenciaDe momento los que sostienen que “no hay evidencia  científica” (no sabemos en qué estudios se basan) están ganando el gran debate, probablemente respaldados por los inmensos intereses de las operadoras, desoyendo lo que dicen los que investigan, pero el tiempo, la salud de los afectados actuales y futuros, así como el coste que le representa a la Seguridad Social el tratamiento de estos afectados, nos lo dirá.

En mi opinión, merece la pena verlo y cada uno piense lo que crea oportuno.

https://www.youtube.com/watch?v=agJ8Zr0nVSw

¿Para quién trabaja el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS)?

 

Extracto de un artículo publicado por AVAATE.

Pinchando en este link, se verá el contenido completo:

http://www.avaate.org/spip.php?article2710

 

vargas

En la imagen Francisco Vargas, que se presenta a sí mismo como “experto en la materia”)

Antes de nada, una duda: ¿Es compatible el cargo que ostenta el Dr. Vargas como alto funcionario de la Administración con el de “representante de Vodafone”, tal y como se desprende del vídeo (público) cuyo link adjunto?

Link al vídeo del juicio sobre la afectada Dª. Ángela Jaén Ramos.

H_160504111537C98P92J_0157_14_PO.wmv

En este vídeo, el Dr. Vargas declara no tener consulta abierta como médico, pero afirma que Dª. Ángela Jaén, tenía problemas psíquicos “porque había leído algunos emails al respecto” (¿?), no tiene laboratorio de investigación aunque lo que sí hace es leer las publicaciones de otros que sí son investigadudasdores y con todo esa información, da su opinión imparcial al respecto, es director científico del CCARS, cuya gestión pertenece al Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT).

El Dr. Vargas, ex subdirector de Salud Ambiental y Laboral del Ministerio de Sanidad y Ciencia, ha sido durante muchos años responsable del Área Biomédica del SATI (Servicio de Asesoramiento Técnico e Información de la Federación Española de Municipios y Provincias sobre implantación de infraestructuras de radiocomunicación). El 14 de junio de 2005 se firmó entre los entonces Presidentes de la Federación Española de Municipios y Provincias y de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España, respectivamente, un Acuerdo de Colaboración para “el establecimiento consensuado de criterios técnicos, medioambientales y urbanísticos que favorezcan Sigue leyendo

¿Estar conectado puede perjudicar gravemente la salud?

¿Estar conectado puede perjudicar gravemente a la salud?

blackberryHoy, os aconsejo ver el vídeo realizado en Suiza por Clémentine Bugnon y Jean-Daniel Bohnemblust, para “TEMPS PRESENT”, donde se habla de varios temas relacionados con la ya eterna discrepancia sobre si las ondas electromagnéticas afectan o no al ser humano, si siguen siendo seguros los límites establecidos por muchos gobiernos, si los que asesoran a estos gobiernos son parte interesada en que esos límites no se muevan y para quién trabajan, lo que piensa la industria y los responsables de vigilar si las radiaciones perjudican o no así como un largo etcétera que lo hace interesante.

La prsaco eurosegunta del millón es: Por encima de los límites de seguridad establecidos, las ondas electromagnéticas pueden ser perjudiciales, según la vigente normativa española, pero………. ¿Y por debajo? ¿Son seguras? ¿Hay alguna evidencia científica creíble, contrastada e independiente? La respuesta es que lo que han observado sobre esta problemática (que cada día es más evidente) no conviene difundirla para no mermar los intereses de las compañías y de los que viven de eso.

 

enfermo en hospital

 

https://www.youtube.com/watch?v=ju2iXJ53RTE&feature=youtu.be

Fallo (en USA) en contra de no publicar información sobre Radiofrecuencia

En Estados Unidos (en este caso el estado de California), también intentaron que no se publicara una información acerca de la precaución sobre el uso de los teléfonos móviles, wifi o cualquier otro dispositivo que use ondas de radio frecuencia. En nuestro País también sucede que hay intereses creados (presuntamente, claro) ya que “no hay evidencias científicas” de que sean nocivas para los seres vivos.

El 2 de marzo de 2017, el Dr. Joel MoskoJuzgado USAwitz, envió por correo electrónico una versión de un documento orientativo del uso del teléfono móvil titulado “Celulares y Salud” a un periodista del San Francisco Chronicle. El CDPH (California Department of Public Health) lo etiquetó de “Borrador y no para información pública”. (“Draft and Not for Public Release.”, en inglés)

El juez, finalmente, no consideró que el documento fuera un “borrador preliminar y confidencial” a pesar de que el documento había estado modificado por el personal del CDPH y desde 2010.

La orden judicial, fechada el 13 de marzo de 2017, es etiquetada como “Resolución sobre la materia juzgada”, y ordenó: Ponerlo en conocimiento de la ciudadanía.

Según sus propias declaraciones:

“Afirman que esto conduciría al caos y a la confusión entre el público, sospecho (el Dr. Moskowitz) que tenían miedo a la reacción de la industria de las telecomunicaciones si publicaran este documento. De hecho, incluso discutieron eso durante la redacción de su informe”.

El fallo (obtenido del original) se puede descargar desde http://bit.ly/MvCDPHfinal. (En Inglés)

“Hay estudios que dicen….. “

“Hay estudios que dicen….”     Nosotros ponemos nombres y apellidos, en este caso en Canadá.segun_un_estudio___

Referencias de más de 200 estudios científicos y 6 revisiones reportando daño potencial a niveles no térmicos de radiación de radiofrecuencia / microondas y que están por debajo del Código de Seguridad 6 (2015) ‘Canadians for Safe Technlogy’ (C4ST) 5 de marzo de 2017

Objetivo: Recopilar una lista de estudios de tres informes científicos recientes de Safe Technology (C4ST) que demuestren daños potenciales a niveles de calentamiento (no térmico) de radiaciones de radiofrecuencia / microondas y en o por debajo de los niveles del Código de Seguridad 6 (2015).


Métodos:
Se examinaron los siguientes informes C4ST para estudios relevantes:

  • Referencias y extractos de más de 60 estudios científicos publicados en 2015 y hasta abril de 2016 reportando daño potencial en o por debajo del Código de Seguridad 6 (2015), las directrices de Health Canadá para la exposición humana segura a linvestigador1as radiaciones de radiofrecuencia / microondas (abril de 2016).
  • Wi-Fi en las escuelas – Una cuestión de salud y seguridad (noviembre de 2015)
  • Presentación a la Honorable Rona Ambrose, Ministra de Salud. Re: Consulta de Salud Canadá sobre revisiones propuestas al Código de Seguridad 6. Título: Estudios Científicos Relevantes (140) Omitido por Salud Canadá en su Examen Científico del Proyecto de Código de Seguridad 6 (2014), Directrices de Seguridad Exposición a la radiación de radiofrecuencia / microondas (julio de 2014). Las referencias en los informes originales se identificaron a partir de las búsquedas en PubMed2 y EMF portal3 y de referencias incluidas en esos informes. Se examinaron los resúmenes y, cuando fue necesario, los estudios completos para determinar si los niveles de exposición estaban por debajo del Código de Seguridad 6 y no emanaban calor (no térmicos). Se eliminaron los estudios duplicados. Se identificaron las seis (6) revisiones sistemáticas de PubMed y referencias de colegas.

Resultados: Se identificaron un total de más de 200 estudios (Tabla 1).

Las seis revisiones sistemáticas examinaron la calidad del esperma, la mafaldareproducción masculina, el riesgo de tumores en humanos y el estrés oxidativo (Tabla 2).

Los resultados de los estudios que proporcionaron los valores de Absorción Específica (SAR) de cada uno de los
tres informes están resumidos en las
Figuras 1, 2 y 3.

Nota:    Debido a lo extenso de los informes, en el siguiente enlace encontrará -en detalle- todos los datos originales de los estudios realizados (221), así como las tablas y figuras que mencionamos (en inglés).

http://c4st.org/wp-content/uploads/2017/04/original-references_of_over_200_scientific_studies_showing_potential_harm_at_levels_below_safety_code_6.pdf

La ciencia aconseja una vez más reducir los límites de exposición a ondas electromagnéticas.

La ciencia aconseja una vez más reducir los límites de exposición a ondas electromagnéticas.

El médico y profesor Ceferino Maestú defiende en el Aula de Bioética de la SIBI en Gijón, así como en la Biblioteca Pública de Palencia, que se puede garantizar la telefonía móvil con menos potencia en las anteTorreta con antenas3nas.

También argumentó que la alcaldesa de París acaba de implantar en la capital francesa un límite de inmisión de ondas electromagnéticas entre 4.000 y 5.000 veces menor que la que existe en España y abogó por implicar a los ayuntamientos en la toma de decisiones como administraciones más próximas a las personas. “Lo que nos importa no son las emisiones que realiza la antena, sino las inmisiones que reciben las personas” manifestó el experto antes de iniciar su charla.

En ese sentido, planteó que sería mejor reducir la potencia de las antenas aunque fuera a costa de instalar más, porque la exposición se reduce mucho con la distancia y ahora el reparto no es equitativo entre toda la población.

Pinche en este link para ver una de las charlas del Dr. Maestú.

https://vimeo.com/211078705